Inicio Tú opinión Los famosos cuatro mil millones – Por Dennis Jofré Pérez

Los famosos cuatro mil millones – Por Dennis Jofré Pérez

1277
0
Compartir

Si, son cuatro mil millones o un poco más lo que se necesita para cubrir todo lo relacionado con la visita de Papa Francisco a Chile en enero próximo. Soy católico y por supuesto eso pre-concibe ya que ustedes lean con sesgo lo que les estoy comentando, pero más allá de mi fe, no pretendo imponer una verdad, sino en frio, poder contarles para que se necesita esa suma “estratosférica” de dinero.

Voy a entrar al debate, y quizás no voy a decir nada nuevo de lo que ya han dicho otros, pero de tanto en tanto, algo aportaremos a la conversación.

Si, son cuatro mil millones para: Levantar escenarios, plataformas, comprar pantallas gigantes, sonido, habilitar de servicios higiénicos, de servicios de emergencia, agua, vallas de seguridad, etc.

¿Y para el Papa? Pues de la verdad es que nada.

Desde que la Conferencia Episcopal hizo pública esta información (y no voy a adentrar el cómo se manejan las comunicaciones en la Iglesia porque en Chile precisamente no son muy su fuerte que digamos) la opinión pública y las redes sociales han explotado en cuestionamientos. Nuevamente la Iglesia, “esa iglesia” de millones, de tesoros formidables que se niega a vender, está pidiendo plata.

La visita Papal generará una riqueza enorme, eminentemente espiritual por cierto pero también económica. Miles de personas, no solo chilenas se moverán tanto a Santiago, Temuco e Iquique, la inversión en turismo, será enorme.

Para muestra un botón. En Colombia, hace muy poco, se invirtieron más de nueve millones de dólares y los ingresos que se generaron al interior del país superaron los noventa millones de dólares.

Comprendo absolutamente lo que se puede decir sobre las necesidades de Chile: Para las familias más pobres, para los niños abandonados, para pavimentar, construir, educar, etc.

La Iglesia, aunque no lo creas, es la más cercana a esta realidad con comedores abiertos en muchas parroquias, con bares lácteos, con hogares y residencias para niños y familias que necesitan ayuda, familias que por una u otra manera no tienen el apoyo del Estado. Pero, ahí está la Iglesia  ¿alguien dice algo?, no, porque eso no es noticia.

Ordenemos las ideas:

Francisco viene en su calidad de pastor universal, sucesor de Pedro y hombre humilde pero también como Jefe de Estado (seguramente un título que no le acomoda mucho, pero así, debe ser). Es por ello que en su calidad de “gobernante” es recibido en visita oficial, se reúne con la presidenta y le rinden honores ¿quién se hace cargo de esos saludos y homenaje? El propio gobierno a través de la Cancillería.

Y el resto… ¿los encuentros masivos, las misas públicas, los peregrinos que hacen vigilia llenando estadios y otros lugares, quien los cubre?…bueno…entonces ¿ahora entendemos hacia donde van esos cuatro mil millones de pesos?

Sé que suena fuerte, cuando la Iglesia habla de austeridad, el Papa viste zapatos negros gastados y habla  de ayudar a los más necesitados que se plantee recaudar  de tanto dinero.  Quizás es también para pedir disculpa a quienes son más sensibles por esas situaciones o simplemente dicen “con mi plata no” y se les respeta, pero también estamos los que esperamos al Papa y trabajaremos por ello.

El Estado de Chile hace rato que se separó de la Iglesia, por lo tanto yo creo que es mucho más correcto que los propios fieles católicos “pongan la plata” antes que el Estado financie lo que en derecho propio va hacia la propia gente y no para la jerarquía. Insisto, no para la jerarquía.

Levantemos entonces un poco más el debate, informémonos más y después entramos en dialogo, no “hablemos por hablar” y quedémonos con los todos los frutos de unidad, de paz, de reconciliación que es lo seguro, lo verdadero, que sucederá con esta especial visita.

 

Por Dennis Jofré Pérez

Ex coordinador de Pastoral Juvenil Aysén

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here