Hospital Regional de Coyhaique instala el primer desfibrilador automático subcutáneo en Áysen

El dispositivo permite evitar arritmias mortales en pacientes cardíacos, iniciativa que va en línea con el fortalecimiento de la Unidad de Cardiología del recinto hospitalario, que este 2018 ha aumentado en número de especialistas y procedimientos.

Un innovador procedimiento cardíaco se realizó en el Hospital Regional Coyhaique. Se trata de la instalación de un desfibrilador automático subcutáneo, instrumento que se utiliza para detectar automáticamente arritmias ventriculares (alteración del ritmo cardíaco) que pueden conducir a la muerte, tratándolas de forma rápida en pocos segundos.

Existen una serie de enfermedades que pueden provocar arritmias mortales en los pacientes, las que pueden ocurrir en cualquier momento. Para tratar este tipo de enfermedades, se inventaron los desfibriladores automáticos implantables. El que ahora implantamos, apunta a esa nueva tecnología: no es invasivo y le quita una serie de riesgos de infección o el tener que cambiar todos los cables en caso que se eche a perder”, explica el Dr. Roberto Reynaud, jefe de la Unidad de Cardiología del Hospital Regional Coyhaique.

Si bien los desfibriladores automáticos existen hace varios años, antiguamente éstos iban con conexiones directas al corazón, incluyendo un cable que pasaba por las venas. Bajo este contexto, y con el fin de aprender esta nueva técnica de la mejor manera, el equipo de Cardiología del HRC fue asesorado por el Dr. José Luis Montenegro, cardiólogo del Hospital San Juan de Dios de Santiago.

Según señala el Dr. Reynaud, este procedimiento quirúrgico –cuya duración fue de 45 minutos aproximadamente-, permite hacer cirugías menos costosas y más simples. “Consiste en abrir la piel y colocar el dispositivo debajo de ésta. Se hace bajo rayos, con la idea de poder visualizar en pantalla la posición de los cables”, describe.

Karem Galdames, enfermera supervisora de la Unidad de Cardiología, indica que otra de las ventajas de este desfibrilador subcutáneo, es que los cuidados post operatorios son menores, hecho que sin duda favorece la recuperación del paciente.

“El cable va por debajo de la piel, por lo que se necesitan menos cuidados post procedimiento, permitiendo al paciente llevar de mejor manera su vida habitual. Antiguamente, con los otros desfibriladores, se le debía prohibir al paciente que haga fuerza, o no podía levantar su brazo por sobre el hombro durante un mes, lo que también solía ocasionar tendinitis”, destaca la enfermera.

De la mano de nuevos procedimientos quirúrgicos, durante este 2018 la Unidad de Cardiología se ha fortalecido, aumentando tanto en cantidad de especialistas y prestaciones realizadas íntegramente en la región, evitando así el traslado de pacientes, lo que sin duda repercute en el proceso de recuperación de los mismos.

“La idea es que el Hospital Coyhaique sea cada vez más resolutivo, que nosotros traigamos a los especialistas y no tengamos que derivar a los pacientes fuera de la región. Es justamente ese el marco general que le queremos dar a la especialidad, para que la gente se beneficie sin salir de la región de Aysén. Consideramos que es un tema de igualdad y de acceso a la salud, para no desarraigarlos de su tierra”, afirma el jefe de Cardiología del HRC.

Justamente como parte de esta etapa de consolidación, el equipo de Cardiología ha sido asistido por médicos con mayor experiencia en cirugías cardíacas, quienes han viajado a la región para capacitar a sus pares.

“Como Hospital Regional hemos ido avanzando en el desarrollo de las diferentes  especialidades médicas, sin embargo, es importante la concurrencia de otros médicos con experiencia para que vengan a nuestra región, y que junto a nuestros especialistas, implementen nuevas técnicas”, destacó el subdirector médico del HRC, Dr. Pablo Mardones.

En ese sentido, el Dr. Mardones precisó que “la instalación de este desfibrilador se enmarca dentro de nuestros lineamientos: traer a especialistas que nos ayuden a resolver algunas cosas y que después con la experiencia y el aprendizaje de nuestros médicos podamos a futuro seguir implementando estas técnicas en el HRC”.

Actualmente, el HRC cuenta con tres cardiólogos: Dr. Roberto Reynaud; Dr. Carlos Deck, que viene a la región durante una semana al mes; y el Dr. Juan Manuel Godoy, quien este año se sumó al staff del Hospital Coyhaique, cumpliendo también funciones en el Hospital de Puerto Aysén. Además, a fines de 2018 se integrará de forma permanente al HRC el cardiólogo Dr. Patricio Julio.

Los comentarios están cerrados.