Hombre fue condenado por los delitos de abuso sexual, robo con intimidación y hurto

0

Jorge Alberto Astorga Peñaloza de 42 años es el hombre que fue condenado y deberá cumplir tres penas efectivas en el centro penitenciario de Coyhaique. Sin embargo, el autor de estos delitos ya registraba 12 condenas anteriores en Santiago y La Serena.

Según lo expuesto por el fiscal Luis Contreras, quien dirigió las diligencias investigativas, el imputado registra 12 sentencias desde el año 2003 al 2012, dictadas por juzgados de Santiago y La Serena, en casos de robo con intimidación, robo por sorpresa, robo de especies que se encuentran en bienes nacionales de uso público, hurtos y robo con violencia.

No obstante a lo anterior, el Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal de Coyhaique volvió a condenar a este delincuente a tres penas de 5 años y un día, 60 días y tres años y un día, como autor de los delitos de robo con violencia, hurto y abuso sexual, respectivamente. Las tres sentencias superan los 8 años de presidio, los cuales deberá cumplir de forma efectiva, es decir sin beneficios.

HECHOS

El primero de los hechos, se registró el 19 de marzo de 2017, alrededor de las 02.00 horas, cuando el imputado Jorge Alberto Astorga Peñaloza, concurrió hasta un local de calle Bilbao en Coyhaique, donde trabaja la víctima, quien había dejado sus pertenencias al interior de un casillero ubicado dentro del local. En dichas circunstancias, el imputado sustrajo desde dicho casillero, la billetera de la víctima en cuyo interior había setenta mil pesos, tarjetas de entidades bancarias y otros documentos personales. Por este hecho, calificado como hurto simple, fue condenado a 60 días de prisión y al pago de una multa de 250 mil pesos aproximadamente.

El segundo caso ocurrió el 28 de marzo de 2017, alrededor de las 16.00 horas, cuando el acusado Jorge Alberto Astorga Peñaloza, concurrió hasta una farmacia naturista ubicada en calle Arturo Prat de Coyhaique, portando un objeto con forma de arma de fuego, con la cual apuntó a la víctima, exigió que entregara el dinero o la mataba a ella y a su hijo, sustrayendo $200.000 en efectivo y un teléfono celular. Por este hecho, calificado como robo con intimidación, fue condenado a 5 años y un día de presidio mayor en su grado mínimo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.