Inicio Tú opinión ¿Educación de calidad?: Brechas existentes que deben ser eliminadas – Por Jorge...

¿Educación de calidad?: Brechas existentes que deben ser eliminadas – Por Jorge Cisterna

619
0
Compartir

Desde que la franja electoral comenzó a circular por los distintos medios televisivos, hemos escuchado infinidades de propuestas para un Chile mejor, aunque sabemos que muchas de ellas formarán parte de los tantos proyectos que no verán la luz por el burocrático desplazar del Poder Legislativo y otros, simplemente, se convertirán en los buenos deseos que tuvo un candidato a la Presidencia. No obstante, sabemos que hay propuestas que remecen a todo un pueblo y que deben ser consideradas en absoluto. Temas como las pensiones, la salud y la educación son el foco principal que muchos de los votantes consideramos a la hora de decidir en las urnas. Es por ello que me quiero detener en uno de estos ejes, sobre todo, en la tan manoseada “educación de calidad” que varios de los postulantes al Ejecutivo han hecho mención en entrevistas, debates y en sus futuros planes de Gobierno.

La rol de la Educación Pública es actuar como agente transformador de la sociedad y formador de ciudadanos conscientes que velan por el bien común, pero ¿qué entendemos por Educación de Calidad? Responder esta interrogante es sencillo, aunque hablar de calidad como estándar de medición se transforma en un foco que no necesariamente vela por una educación democrática. La responsabilidad de la calidad no solo recae en el rol del docente y de la comunidad educativa, sino principalmente de las políticas públicas que rigen el Sistema Educativo. Es aquí donde debemos mirar a la Educación Pública como un derecho fundamental y no como un bien de consumo y mercancía, a pesar que hace décadas fue instaurado el modelo neoliberal que se mantiene vigente hasta nuestros días y que, en parte, es el principal responsable de la segregación y del lucro. Una Educación de Calidad elimina estas divisiones, permite a padres y apoderados elegir libremente dónde quieren que sus hijos sean formados y no a la inversa.

Hemos visto importantes avances que se han instaurado en el Gobierno de turno, entre ellos, la gratuidad parcial en la Educación Superior, el aumento de becas, la eliminación del copago, el avance hacia la desmunicipalización de la educación, las Reformas Educacionales y la instalación de la Carrera Docente –que a pesar de ser una política competitiva y desigual para los docentes, considerando los criterios del encasillamiento y los protocolos que deben cumplir para introducirse en dicha carrera- vienen a mostrar un panorama distinto de lo que se entendía por Educación de Calidad, tomando como ejemplo el actuar de los Gobiernos anteriores y la Dictadura de Pinochet. Uno de los últimos desafíos de la Presidenta de la República, es erradicar por completo el CAE, idea que comenzó a tomar forma desde las movilizaciones estudiantiles del año 2006 y 2011. Hoy se suman a esta idea varios de los postulantes al sillón presidencial, mencionando que la abdicación de éste, también se constituye como un paso para la Educación Gratuita y de Calidad.

Estos avances son la piedra angular y base fundamental para la construcción de una Educación Pública, laica, gratuita y de calidad como menciona el Senador y candidato presidencial, Alejandro Guillier, quién pretende continuar con las Reformas Educacionales implementadas por el Gobierno de Michelle Bachelet, poniendo especial énfasis en la Educación Inicial, construyendo reformas desde el aula en el trabajo con docentes y en la Innovación Pedagógica, implementando un nuevo Sistema de Educación Pública que avance en la calidad y gratuidad de la Educación Superior. A su vez, la candidata Beatriz Sánchez, propone una Educación Superior Pública Gratuita en su totalidad y eliminar los millonarios costos, deudas y encarecimientos estatales que ha llevado consigo el CAE en su funcionamiento “como política pública innecesaria, ideológica y fracasada”. Por otra parte, Carolina Goic pone ímpetu en la Educación Técnica y asegura la total gratuidad para los dos primeros años de formación en estas áreas. Por otro lado, el ex Mandatario y candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, si bien propone eliminar el CAE, no ahonda en los mecanismos que utilizará para el reemplazo de éste. Además, proyecta reestablecer el copago en los colegios particulares subvencionados y no continuar con la gratuidad ya establecida como política pública, ni tampoco aumentar el número de estudiantes con dicho beneficio, sino que paralizará el número de los favorecidos. Esto se presenta como un claro retroceso de los avances adquiridos y un estancamiento hacia lo que se pretende conseguir como Educación de Calidad, puesto que la gratuidad quedará olvidada y será reemplazada por un “Sistema Solidario de Becas y Préstamos que buscan ayudar de forma justa” a los que no puedan acceder a un pago directo, pero, ¿no es por esto que se luchó tanto tiempo? Si bien menciona que este método pretende no discriminar, es evidente que con sus propuestas segrega, desde el retorno del financiamiento del copago en la educación básica y media y no continuar con la gratuidad total en la Educación Superior.

Por todo lo anterior, es fundamental que cada ciudadano se informe sobre las propuestas que los candidatos a la Presidencia pretenden hacer con una materia que involucra a la sociedad en general y que juega con el destino de las futuras generaciones. Aquellas se transformarán en la mano de obra del país, en el motor de la sociedad,  serán los técnicos y profesionales que se formarán en las aulas donde se entregue en una Educación de Calidad. No podemos estar dispuestos a estos retrocesos que perjudicarán a tus hijos, a tus hermanos, a tus familiares. Es necesario avanzar, construir y no volver atrás. Infórmese y no deje que otros decidan por usted.

 

Por Jorge Cisterna

Profesor de Castellano y Comunicación por la Pontifica Universidad Católica de Valparaíso

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here