Con elaboración de sidra buscan aumentar competitividad de la manzana de Aysén

Desarrollado por la Universidad Austral de Chile, la iniciativa busca renovar los huertos de manzanos y otorgar valor agregado a través de la creación de este brebaje con identidad local.

Incrementar la competitividad de los agricultores del sector Los Torreones, en la región de Aysén, mediante el mejoramiento y renovación de los huertos de manzanos y puesta en valor, a través de la elaboración de sidra, es el objetivo de un nuevo proyecto que está ejecutando la  Universidad Austral de Chile, Campus Patagonia.

La iniciativa –apoyada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura– es financiada a través del Fondo de lnnovación para la Competitividad  Regional (FIC-R) del Gobierno Regional de Aysén y busca mejorar la competitividad de los huertos de manzanos de los agricultores del sector Los Torreones, comuna de Aysén, los cuales cuentan actualmente con 1,5 hectáreas en total.

A través de una intervención agronómica, investigadores de la UACh,  buscarán mejorar la productividad de los huertos, la identificación y propagación de los ejemplares de manzanos aiseninos que sean interesantes desde el punto de vista productivo y de proceso, y la puesta en valor de las manzanas, a través del desarrollo de un producto de fácil inserción comercial, como es la sidra con sello regional.

La coordinadora del proyecto, investigadora y docente de la UACh, Magdalena Mansilla, hizo hincapié en la importancia que tiene este proyecto para los agricultores de manzanos, destacando que, “este proyecto que tiene como base la recuperación de antiguas variedades de manzana ayseninas  y la incorporación de un importante valor agregado a través de la sidra en función de criterios de producción con sustentabilidad ambiental, es la mejor forma de impulsar el desarrollo rural del sector, resguardando las tradiciones y los recursos naturales a nivel predial.”

En tanto, la ejecutiva de innovación de FIA, Carolina Fuentes, indicó que esta iniciativa se alinea a los rubros priorizados que ha destacado la región de Aysén para innovar, es así como “se busca aumentar su competitividad por medio del manejo agronómico de los huertos de manzanos y luego se apuesta por implementar un modelo de negocio para la sidra elaborada a partir de manzana aysenina, con énfasis en el marketing de la marca local”.

En la actualidad se puede observar que la fruticultura se está dirigiendo hacia el sur del país, debido a que las altas temperaturas y radiación de la zona central traen consigo problemas de menor desarrollo y desórdenes fisiológicos en la fruta. Por ello, las condiciones más amables del sur en cuanto a radiación y disponibilidad de agua, plantean un escenario agrícola para estas zonas promisorias en cuanto al establecimiento de huertos frutales.

El proyecto – que tiene una duración de 2 años–marca un precedente en la región de Aysén, ya que “no se han desarrollado propuestas en valor de estas manzanas aysesinas con productos que se inserten de forma adecuada en el mercado local según la demanda actual, destacando su sello regional por lo que existe un desaprovechamiento de este recurso el que puede tener un invaluable potencial como materia prima”, finalizó la coordinadora del proyecto.

Los comentarios están cerrados.